Cocaína Anónimos Area de Perú



Recuperación

Miles de adictos recuperados están viviendo sobrios -y nuevamente en control de sus vidas. Están logrando esto haciendo constante uso de las herramientas de recuperación en el programa de Cocaína Anónimos. Estas son algunas de nuestras herramientas:

  • Abstinencia Total

    Nosotros que hemos perdido el control de nuestro consumo de cocaína debemos abstenemos de consumir cualquier substancia que altere la mente. Nuestra experiencia nos indica que nuestra adicción invariablemente se renueva con el uso de alcohol u otras drogas. Simplemente no beba ni consuma en ningún momento.

  • Reuniones

    Aquí es donde encontramos otros adictos recuperados. Lo que no pudimos hacerlo solos podemos hacerlo juntos. Compartimos nuestra experiencia fuerza y esperanza en las reuniones. También aprendemos una información valiosa acerca de nuestra enfermedad y cómo trabaja el programa de Cocaína Anónimos en nuestras vidas. Sugerimos que consiga un directorio de reuniones y vaya regularmente a reuniones.

  • Literatura

    Los libros Alcohólicos Anónimos (El “Libro Grande”) y Doce Pasos y Doce Tradiciones (El “Doce y Doce”) de Alcohólicos Anónimos son dos de nuestras más valiosas herramientas de recuperación. Cocaína Anónimos publica numerosos folletos para ayudar en la recuperación del adicto.

  • Padrino

    Un padrino o una madrina es un adicto o adicta recuperada con más sobriedad y experiencia en el programa que le ayudará a trabajar los pasos. El o ella (se sugiere el mismo sexo) debe ser alguien con quien pueda comunicarse. Empiece a buscar un padrino inmediatamente. Los padrinos pueden cambiarse si la relación no es buena.

  • Los Doce Pasos

    Las reuniones pueden mantenerle sobrio por algún tiempo, pero los Doce Pasos de Cocaína Anónimos son importantes para una recuperación estable y feliz. Los pasos de Cocaína Anónimos son los medios por los cuales nos movemos del problema de adicción de droga a la solución de recuperación. Aprendemos acerca de los pasos leyendo la literatura asistiendo reuniones de estudio, y trabajando con el padrino o madrina.

  • Un Día a la Vez

    El pensamiento. de hacer promesa de no volver a consumir nunca puede ser desalentador. Permanecemos limpios y sobrios un día a la vez, y cuando sea necesario, una hora o aún un minuto a la vez si las cosas se hacen difíciles.